José Luis Rodríguez Zapatero es un político socialista español líder del paro, la torpeza, la dejadez, la recesión en Europa, destacado vendedor de armas y presidente del Gobierno de España, tras su victoria en las elecciones generales de 2004 en las que se aprovechó de los atentados del 11-M para hacer una campaña barrio bajera.

Infancia y juventud

Su padre, Juan Rodríguez García-Lozano, es abogado y a su madre la mató a disgustos. Su abuelo fue ejecutado por rojo durante la Guerra Civil Española. Asistió a un mitin de Felipe González y allí nació su vocación política y ansias de poder. En las aulas de la Facultad de Derecho conoció a Sonsoles Espinosa, con la que más tarde contraería matrimonio por que un demonio gótico la dejó preñada, así que se le presentó un ángel y le obligó a punta de pistola que se hiciera cargo de ella. Se casaron en la ermita de Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila, y pasaron una corta luna de miel en Sevilla. El matrimonio tuvo dos góticas.

Carrera política

En 1986 obtuvo un escaño en el Congreso por la provincia de León. Las sucesivas prórrogas para intentar librarse de la mili terminaron por dar resultado, todo un patriota. Zapatero decidió que optaría a dirigir el PSOE, tras ver que el nerd de Joaquín Almunia lo había hecho y era su oportunidad. La elección de Zapatero supuso cerrar las luchas de banderías y el vacío de liderazgo para peor. En 2002 fue designado candidato de su partido a la presidencia del gobierno. Durante la campaña electoral para las elecciones generales, las encuestas eran favorables al candidato popular Mariano Rajoy. Los socialistas aprovecharon el impacto de los atentados del 11-M mandando SMS a la orden de ¡Pásalo! y el PSOE ganó las elecciones generales. Sin el 11-M ni el hada madrina de Zapatero podía imaginar que sería presidente.

Gobierno

Cuando llegó al poder, lo primero que hizo fue retirar las tropas de Irak, por lo que Estados Unidos le dio la espalda. Legalizó el matrimonio entre maricones en España, la ley contra la violencia de género femenino, pero no si es al revés, Puso el culo en pompa con los estatutos de Andalucía y el de Cataluña, que era en parte anti constitucional. Nunca hubo en España gobiernos tan pobres y mediocres como los de la era Zapatero, claro que de un simplón como el presidente tampoco podemos esperar grandes genialidades a la hora de escoger a sus colaboradores. Es el único presidente del mundo civilizado capaz de afirmar primero una cosa, luego la contraria, y después que nunca lo ha dicho. Afirmó que no iba a subir los impuestos y dos meses después realiza la mayor subida de impuestos de la Historia. También dijo que el ahorro era fundamental para la recuperación y más tarde lo penaliza. También dijo que reducuría el déficit en 50.000 millones y luego que solo lo reduciría cuando empezara a crecer. Dijo también que nadie, absolutamente nadie puede quitar la vida a nadie y en Ginebra, y ese mismo día aprueba la ley del aborto más permisiva de Europa. El colmo de la miseria moral y del cinismo. Zapatero se vio superado por la crisis y fue incapaz de proponer algo para hacer frente al marasmo de la deuda soberana, se negó a ver que su país estaba amenazado por unos mercados desencadenados y tardó en adoptar un plan de ajuste por que se empeñaba en negarla. También se dedica a recibir a genocidas y tiranos, como Paul Kagame para luego anunlar a última hora la cita. El posible motivo de la cancelación fue por que el pensaba que solo se había cargado a 799.999 ruandeses, pero luego le dijeron que habían sido 800.000, por lo que ZP furioso anuló la cita. Sin embargo Miguel Ángel Moratinos si lo recibió, ya que nadie le avisó del número exacto de muertos por el tirano.

Crisis

Hasta bien entrado 2008 Zapatero no pronunció la palabra crisis, porque hacerlo era cosa de antipatriotas. Después definió la situación como una “desaceleración transitoria”. Después aseguró que acabaría en primavera de 2009. Luego que 2009 sería un año duro. Fue en una entrevista, momento en que las colas del paro daban varias vueltas a todas las oficinas de empleo diseminadas por el país, cuando Zapatero reconoció que algo de crisis sí que había. Naturalmente por culpa de Bush, Aznar Sara Carbonero y el efecto invernadero, porque la izquierda nunca es culpable de los desastres que provoca cada vez que llega al poder. El hecho contrastado es que cada vez que el socialismo llega al gobierno de un país, la riqueza y el bienestar de sus ciudadanos quedan como si hubieran sido fumigados con napalm. Siempre insiste en que la crisis es algo sobre lo que el Gobierno de Zapatero no tiene la menor responsabilidad.

España está sin un timonel que sepa dirigir el destino de un país que se dirige a la deriva, al mismo lugar que se encuentra Grecia. No es su objetivo el de solucionar los problemas que hay, su propósito es hundir del todo al país hasta que toque fondo y cuando haya elecciones poner soluciones y como ya no se puede caer más al fondo hacer que parezca que la economía se recupera. Cada día aumentan los parados y los parados que hacen cursillos, por tener algo que hacer. Las pensiones se encuentran en un riesgo grave. La situación económica catastrófica y a él se le ve mareado, sin saber hacia qué lado mirar, sin saber qué hacer, pronunciando incoherentes palabras para hacer titulares e intentando desviar la atención al caso Gürtel gracias a sus esbirros sociatas de la tele tales como Mamen Mendizábal. Mientras, las Instituciones se deterioran, con su pasividad persistente, incapaz de poner orden en el gallinero que se está organizando. Está empeñado de obstaculizar la solución del problema del desempleo y colaboran con los nada representativos sindicatos verticales del régimen zapateril, ayudados de forma nada altruista por ese otro sindicato de la ceja. Entre todos logran un estado de subvenciones que siempre favoreció a los votos del PSOE, para cuyo desarrollo se contrató al artífice del mayor subdesarrollo en España, Manuel Chávez. Parece mentira que queden ciudadanos que todavía crean que Zapatero hace algo bueno.

Tropecientos parados cada vez que se hacen los cálculos. Con la estadística en la mano, un montón de esos nuevos parados y de los parados totales votaron al PSOE en las últimas elecciones. Pues para ellos va dedicado nuestro más sentido ¡Jodeos!. Tanto si se creyeron las mentiras del hijo de puta de ZP (si te engañan una vez la culpa es del mentiroso, si te engañan dos la culpa es tuya) como si eran conscientes de sus mentiras pero aun así le votaron, que se jodan bien jodidos. Que les folle un pez y que se vayan a vivir debajo de un puente, por subnormales. Ahora resulta que el tío te da 2.000 Euros de ayuda si te compras un coche. La gente no tiene para comer, ni para vivir, y se van a comprar un coche. Y todo para salvar a los empresarios del automóvil. Desde luego si la ayuda esa va a ser igual que la de la dependencia o que la de emancipacion, lo llevan claro los morrudos de los concesionarios. Si quieren que la gente compre coches que no sean tan caros cojones, que un coche medianamente normal con lo básico ya cuesta más de tropecientos euros. Los principales sindicatos no protestaron por que las subvenciones a CCOO y UGT subieron y Zapatero sabe que tiene que mimar a los sindicatos en plena crisis económica. Los ingresos de los dos sindicatos por las principales subvenciones estatales crecen en torno a un 50% acumulado. Ya en crisis, subieron un 10%, así que los tiene a sueldo. El PSOE de buzoneó folletos para intentar convencer a los ciudadanos de que Zapatero no recortó las pensiones y culpar al PP de la crisis. Estos folletos estaban dedicados a defender los recortes de Zapatero, pero también hay otros para arremeter contra el PP. El caso es echar balones fuera de forma desesperada. El incansable optimismo del presidente del Gobierno alcanzó su cénit el 22 de julio, cuando afirmó sin pestañear: “No estamos tan mal. Estamos mucho mejor de lo que parece, y lo vais a vivir”. Un pronóstico ensombrecido por sus propias palabras en Palma sobre un empeoramiento de la economía en el tercer trimestre del año, que provocaron el ascenso de la prima de riesgo española. Ésta se disparó hasta los 165 puntos básicos, el mayor nivel desde los positivos resultados de la prueba de solvencia a la banca nacional. Pero, al mismo tiempo, el presidente abría la puerta a un mayor gasto público.

Errores de ZP

1-Gestión económica y laboral: Es imposible hacerlo peor. Todo ha sido una mierda, ya sea la política fiscal, la laboral o la presupuestaria: cuatro millones de parados no pueden estar equivocados. Pero ahí están también los datos del PIB, las previsiones del Fondo Monetario Internacional, la opinión de los expertos y premios Nobel de Economía, el aumento disparatado del déficit… etcétera.

2-Política internacional: Especialmente por la orientación y apoyo hacia países como Cuba, Venezuela o Marruecos, cuyos regímenes no son un ejemplo de progreso democrático precisamente.

Política educativa: Nada más llegar al Gobierno, lo primero que hizo ZP fue anular la Ley de Calidad de la Enseñanza. Se limitó a suprimir la calidad. El fracaso escolar es a la política educativa socialista lo que el paro es a la económica, una constante.
Resulta que la clave de la educación no es ni el esfuerzo, ni los conocimientos, es el adoctrinamiento puro y duro y poner cachivaches a los alumnos. Con eso ya está todo arreglado.

3-Apoyo a la familia: La reforma del aborto, tan inhumana como inconstitucional, la irresponsable decisión de facilitar la píldora abortiva a menores de edad sin conocimiento ni consentimiento paterno y sin control médico de sus contraindicaciones ni efectos secundarios, completan un área en la que Zapatero se ha lucido.

4-Política territorial: Jamás en España se había practicado una política tan injusta, arbitraria y desequilibrada respecto a las autonomías. La discriminación con unas, el favoritismo con otras y la desigualdad y la arbitrariedad con todas han caracterizado una etapa plagada de disparates estatutarios, el peor de los cuales es sin duda el de Cataluña. Ha erosionado gravemente la idea de Nación, ya que Zapatero no tiene nada claro el concepto de España.
Zapatero se ha dedicado a enfrentar a unos españoles con otros. En lugar de fomentar lo que nos une, ha elegido avivar lo que nos divide y sacar los esqueletos del armario con la Ley de Memoria Histórica. No ha gobernado con ecuanimidad y altura de miras para todos, ha gobernado para su parroquia, para su partido, para su ideología.

5-Política hacia los jóvenes : Los años de Zapatero han significado un retroceso sin precedentes en las oportunidades de los jóvenes españoles. Ya arruinaron el futuro de una generación cuando gobernaron y ahora vuelven a hacerlo.
Política cultural: La cultura ha sido secuestrada para la izquierda que sirve a los intereses socialistas. La ceja manda. La libertad pierde. La cultura se desvanece.
Política informativa: Si algo interesa a los socialistas sobre todas las cosas, incluido el adoctrinamiento educativo, es el control de la información. Con eso no hay broma que valga. Las técnicas de comunicación son utilizadas de forma exhaustiva para justificar los errores de Zapatero, manipular a la sociedad en general y machacar al PP en particular y con particular saña.

Posibles soluciones para salir de la crisis

Zapatero ofreció una idea para luchar contra la crisis: primar la construcción para crear 350.000 empleos. Es decir, que Zapatero apuesta por el ladrillo. Como hizo Aznar. Como hacen todos aquellos que no tienen una sola puta idea. Cuando parecía que toda España estaba urbanizada, que para cada español se habían construido tres pisos, y que la crisis se debía a la famosa burbuja urbanística. Todas las medidas anticrisis que se le ocurren consisten en hacernos pringar a los currantes. Esta crisis la causaron banqueros, especuladores y por lo que deberían pagarlos ellos.

Otra solución del lumbreras… membrillo es pedir que gaste más dinero para superar la crisis la gente mientras les recorta los sueldos, congela pensiones y sube el IVA. El gobierno divulgó un documento en el que se afirmaba que las medidas presentadas suponen un esfuerzo colectivo sin precedentes. Cuando ven cómo los políticos siguen con sus sueldazos, cuando ven que los mismos empresarios que han provocado la crisis siguen en sus puestos, el ciudadano medio piensa que, el esfuerzo colectivo lo hagan sus putas madres.

España está inmersa en una grave crisis política. Nadie sabe con exactitud, ni siquiera él cuando saldrá de la crisis. Pero como buen socialista no está dispuesto a rendirse y que piensa aguantar toda la legislatura como sea, que es como a él le gusta hacer las cosas. Da igual que España se hunda en la miseria, ya que a los socialistas le gusta tanto estar en el poder como salir en la tele. Cabe que Zapatero presente su dimisión. Pero él no está por la labor, no parece probable que nadie sea capaz de convencerle de lo bueno que sería que se hiciera el harakiri. Y lo mismo se puede decir de las elecciones anticipadas, que sólo convocaría si tuviera garantía de ganarlas. Habría que contar no sólo con el Grupo Socialista y su disposición a traicionar al jefe, sino también con la colaboración de Mariano Rajoy. El cual no quiere ni oír hablar del asunto, ya que si está a punto de quedarse con el pastel entero.

La última opción es la moción de censura. Para ganarla, Rajoy necesita 170 votos. A sus 153 podrían sumarse los 10 de CiU una vez pasadas las catalanas. Junto con los 6 del PNV y los 2 de Coalición Canaria sumarían 171. El precio sería altísimo: el estatuto de Cataluña y la vuelta del PNV a Ajuria Enea. Para salvar este inconveniente, podría pactarse que Rajoy disolviera y convocara elecciones para 2011 poco después de haber tomado posesión del cargo. Pero tampoco eso le debe gustar a su arúspice Arriola porque durante esos pocos meses en el poder, el PSOE podría movilizar al electorado de extrema izquierda con la imagen de la derechona en el poder. De forma que lo más probable es que a Zapatero se le permita deambular a tientas por todo lo que queda de legislatura a la espera de que un repunte de la economía y la paz con ETA le salven en el culo en el último minuto. Pero lo más probable es que se ZP se empeñe en arrastrar a España por el lodazal que él mismo ha creado hasta el fin de los tiempos, el 2012.

El talante de Zapatero

El talante de Zapatero o zapaterismo deriva del apellido y empezó a considerarse una teoría filosófica seria. El zapaterismo está emparentado con otras filosofías deudoras del optimismo antropológico y defiende que cualquier situación que generalmente sería considerada mala puede ser asumida como algo enriquecedor. La clave de este pensamiento implica filtrar la realidad a través de lo que sus seguidores llaman la mirada positiva, concepto posthippie exento aquí de sus implicaciones bohemias. A continuación se incluyen varias sentencias y su expresión mediante la óptica zapaterista:

-Tienes un cáncer: El 99’99% de las células de tu cuerpo están de puta madre.
Me han violado: Acabo de salir de una relación difícil.
Anteayer me despidieron, ayer encontré a mi mujer follando con mi hermana y hoy, justo después de que la grúa se llevara mi coche, un negro me ha dado por culo: La semana que viene va a ser fantástica.

Falta de respeto a los estado unidenses
El 12 de octubre, durante la celebración del desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, el secretario general del PSOE permaneció sentado en la tribuna de invitados mientras por el Paseo de la Castellana desfilaba la bandera norteamericana. El Gobierno decidió dar un protagonismo especial en la parada militar a una representación de los ejércitos que comparten misión con las Fuerzas Armadas españolas en Irak. Zapatero quiso con esta actitud expresar una protesta contra la política de Aznar de respaldo total a la Administración Bush en Irak. El señor Zapatero ha vejado, zaherido, agraviado, ultrajado y ofendido a muchos millones de personas que son americanos, y sin embargo no están a favor de la guerra, pero que idolatran a su bandera. Zapatero no tiene claro la diferencia de lo que son cuestiones de Estado de lo que es política de partido. Dió una imagen de España tercermundista y lo que es peor, Chavista.

Prohibición de fumar en bares
La anunciada prohibición de fumar en bares y cafeterías, sólo cuatro años después de haberles obligado a realizar costosas obras de adaptación a su propia nueva ley, sólo puede ser propia de un déspota que desprecia sin compasión a los ciudadanos sobre los que gobierna. Es sólo un episodio más de las continuas rectificaciones y titubeos, de los caprichosos bandazos que en la mayoría de los asuntos improvisa el gobierno socialista, que sólo puede traducirse, como es inevitable, en una dramática inseguridad jurídica que llena de incertidumbre y arbitrariedad la relación entre gobernantes y gobernados.

Se le da ahora desde el gobierno una bofetada cruel en la cara a todo un subsector social indefenso, se le empuja al cierre, lo que se traducirá invariablemente en un mayor coste para la ya arruinada Hacienda pública. Poco importa que la estricta realidad de su práctica política consista sobre todo en una desmedida pasión por prohibir las hamburguesas, las descargas de internet, los toros, el crucifijo, los chiringuitos de la playa… Si la prohibición de fumar en los bares la hubiera enarbolado la derecha, habría que ver los dramatiquísimos tinglados que hubiera montado y alentado el sindicato de la ceja cultural. Ahora bien, la prohibición la dicta la izquierda en el Poder y los libertarios de postín se esfuman.

Cierre de webs
Le gusta la retórica vacía. Es todo un maestro en declaraciones grandilocuentes, cargadas de una supuesta lírica totalmente vacua y tremendamente cursi. Un ejemplo de ello es su llamamiento a eliminar en esta época digital una piratería cultural e informativa. Ignora que no tiene nada que ver con los piratas somalíes. La marítima se caracteriza por su violencia y por la integridad física de numerosos seres humanos. La “cultural e informativa” nada tiene que ver con eso. No existe agresión física alguna, ni tampoco robo en cualquiera de sus formas. La llamada propiedad intelectual no es más que una ficción amparada por los ordenamientos jurídicos sin fundamento real alguno. ZP ha abogado por el libre uso de la palabra frente a “la mordaza”. Es motivo de alegría que Zapatero se exprese de esta manera, pero el contento se transforma en indignación al comparar lo que dice con los hechos de su mandato. Sólo por limitarnos a lo referido a internet, el panorama resulta desolador al ver cómo desde su Ejecutivo se ampara el CAC o se trató de impulsar un estatuto del periodista que hubiera retraído al periodismo español a un estado muy parecido al que vivía durante el franquismo. Hemos de recordar que desde el Gobierno de ZP se lleva años intentando imponer, en beneficio de la SGAE y similares, normas jurídicas que atentan contra la libertad de expresión. Otro ejemplo de ello es la mal llamada “Ley Sinde”, o disposición final primera del proyecto de Ley de Economía Sostenible. A estas alturas no debería hacer falta recordar que esta norma, supondría un serio atentado contra la libertad de expresión en España. Pero como el presidente del Gobierno es capaz de decir lo que dice sin que se le caiga la cara de vergüenza, no sobra insistir en ello.

Y todo por que Zapatero tenía prisa por comenzar a cerrar sitios de internet. La ministra Ángeles González-Sinde confiada en una rápida tramitación de la Ley de Economía Sostenible que permita empezar lo antes posible a cerrar webs en beneficio numerosos artistas “de la ceja” y demás aparte de silenciar críticas. Zapatero pretendía llevar su modelo a toda la Unión Europea. El objetivo presidencial es que entre en la agenda de los Veintisiete el bloqueo y cierre de sitios web. El Gobierno español pretende imponer una censura rutinaria en Internet. Lo peor de todo es que, tras un amplio y generalizado enfado inicial, casi nadie parece dispuesto a luchar por impedirlo. España es así. Empezarán por lo de las descargas y luego por los que hablen mal de ellos. Se trata de un paso más en el camino emprendido por el Gobierno que padece España hacia un régimen despótico y arbitrario, cuya función esencial consiste en favorecer a distintas cuadrillas de amiguetes con la fuerza coactiva del Estado. El objetivo de conseguir que un órgano administrativo tome la decisión de cerrar las webs de enlaces para descargas (¿sólo?) por la presunta vulneración de derechos de propiedad intelectual, les ha llevado a pergeñar una argucia leguleya de fácil impugnación.

Las hijas góticas de Zapatero

La que se lió con las fotografías de las hijas de Zapatero no tiene parangón, verguenza internacional. Lo que resulta sorprendente es que las dos Españas estén divididas según el color político que las diferencia, sobre todo cuando en numerosas ocasiones los miembros de uno y otro bando han criticado sangrantemente los incontables incumplimientos de protocolo de una Letizia Ortiz. Lo de Zapatero y las góticas fue toda una provocación. Es innegable que puede ser un avance para la sociedad que unas menores, hijas de un presidente, vistan con esos estridentes ropajes que sirven como seña de personalidad, pero es necesario y obligatorio mantener un mínimo de elegancia y sobriedad para actos tan rimbombantes como una quedada con el presidente Obama y su mujer. Con esto de que los españoles deben ser modernos y cutres para estar a la altura de sus vecinos europeos, hay quien se pone el mundo por montera, aunque con ello se cause un profundo cisma en la opinión pública. Para algunos la imagen de la discordia es un síntoma de modernidad cuando en realidad las niñas retratadas han sido el hazmerreir de toda una nación. Y no porque los góticos sean menos elegantes a la hora de vestir, sino porque en ocasiones señaladas hay que ceñirse al protocolo.

¿Sabías qué…?

-Zapatero regaló a Obama una guía turística catalana aunque su función es la de representar a todas las ciudades y comunidades sin distinciones.
-Como sigan votándole dentro de poco vamos a tener que vivir en cuevas.