Amy Mainzer es un estadounidense astrónoma, que a diferencia de la media general, no es fea y/o vieja. Existe otra científica llamada Lisa Randall, pero es más vieja. Es la primera con su propio club de fans Está especializada en instrumentos de astrofísica y astronomía galáctica. Es científica adjunta del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Física en la Universidad del planchazo, graduada con honores. Pagó sus estudios dando clases golf y cuando se graduó lo celebraron a chorrazos. En su tiempo libre, investiga: asteroides, enanas marrones, atmósferas planetarias y cosas que vuelan por el espacio exterior. Tanto investigó esas cosas, que llegó a fabricar su propia cometa, pero no de esas bonitas que hay en el parque, si no los que son enormes y con muy mala leche

Decidió hacerse una villana e intentar apoderarse del mundo gracias a estos conocimientos. Envió un video de amenaza a las Naciones Unidas en el cual mostró la destrucción de un orfanato con un cometa construido por ella misma. Más tarde, intentó matar a Michio Kaku solo por diversión enviándole a una enana, pero se le olvidó darle un cuchillo y fracasó en el intento. El gobierno de los Estados Unidos invadió el Laboratorio de Propulsión a Chorro para capturarla y acabar con la amenza que ella representaba para el mundo. En la pelea Amy Mainzer mató a unos cuantos con su lanzallamas hasta finalmente tomar la Costa Este de Estados Unidos, la cual gobernó tiránicamente desde la Montaña de la Muerte donde situó su centro de operaciones. Su gobierno se extendió durante cinco años con mano de hierro hasta que el pueblo se levantó en armas y Amy tuvo que huir con su nave para ir al planeta Serpo, pero al estar hecha de materiales del todo a cien se desarmó y cayó justo en la casa de Tony Kamo, quien la secuestró y le obligó a pasar el resto de su vida viendo sus espectáculos. Fue rescatada por sus secuaces e intentó de nuevo gobernar el mundo, pero rápidamente fue capturada y desterrada en una isla desierta, donde desde entonces mira al infinito y cada domingo alza su puño al viento en señal de venganza.