Manuel Torre Iglesias, más conocido como Manuel Torreiglesias es presentador de radio y televisión de España.
Se diplomó en Magisterio y posteriormente en Filosofía en la Universidad del planchazo. Sin embargo, ha dedicado la mayor parte de su trayectoria profesional a los medios de comunicación y crear más hipocondriacos.
Tras llegar a Madrid con la intención de dedicarse a la docencia, terminó sin embargo ingresando en Televisión Española.
Desde 1997 dirigió y presentó Saber Vivir durante doce años. En el plató se trataba cada día un tema y el programa transcurría con los consejos y opiniones de los doctores especializados en esa patología invitados al programa y las intervenciones por parte de los espectadores.
El ente público RTVE rescindió su contrato por viejo aunque argumentó que era que había incumplido algunas normas básicas de la cadena relativas a la inserción de espacios de publicidad en los programas. Y es que cualquiera que viera el programa, podía comprobar que Torreiglesias se pasaba la mitad del tiempo promocionando productos de todo tipo. Eso sí, la pasta obtenida por muchas de esas promociones era cobrada directamente por el abuelito, sin que repartiera las ganancias con TVE, ya que algunos de esos contratos publicitarios se firmaban sin que la cadena tuviera constancia de ello. El caso es que no tuvo más remedio que ir a Intereconomía a seguir creando hipocondriacos.

El hundimiento
El reino de Manuel Torreiglesias se caía a pedazos. Los vestigios de su reino sucumben a la derrota. Entre heridos y mutilados, bajo montañas de escombros y cadáveres, repartía Lacasitos de cianuro a sus colaboradores y rápidamente traza un plan para salvarse. Le cuenta a su co presentador, su hombre de confianza, que sale un momento a por tabaco, y que si vienen los de Tve mientras él está ausente, que es algún cadáver que está entre las cenizas de los otros colaboradores que fueron gilipollas y se tomaron las pastillas de cianuro. Luego escapa disfrazado de enfermera. Oculto en una letrina averiada, comprende que jamás podrá volver a aparecer en televisión, al menos no en una decente. Decide entonces rehacer su vida en la única cadena donde el fascismo subsiste: Intereconomía TV.

Enlaces externos
Manuel Torreiglesias es el coche fantástico
¿Le damos un aplauso y le dejamos que se vaya?
Manuel Torreiglesias incitando al sexo
Torreiglesator
Le dice a un niño que va a morir