Del tungsteno se sabe bien poco. No se sabe si es un elemento de la tabla periódica de los elementos o un órgano interno en idioma alienígena. Lo que si se sabe es que las llaves allen extraterrestres lo necesitan para vivir. Suelen prepararlo con un revuelto de pilas y es considerado una fuente de alimento básico y súper necesario.

Este producto, que no se sabe si es un elemento o no lo es, cuando se hizo de la protectora de muebles local, Ikea. Allí descubrió que por el local se paseaba una especie de Barra Inanimada de Carbono, que resultó ser una nueva herramienta. La había creado un tal Michael Allen, pero la hizo con un material extraterrestre, cambiando su nombre por llave Alien. El primo de Avogadro descubrió que la llave necesitaba alimentarse de este metal, y al darle pena, se puso a descubrirlo. En agradecimiento, la llave se lo papeo de postre.

Actualmente el tungsteno o güolframio es fabricado por los hippies y se distribuye, sin necesidad de licencia, en cualquier puesto de las fiestas de los pueblos. Pero se cree que para el lejano año 2016, podrá adquirirse únicamente en farmacias y con receta médica.