Paige Matthews Paige es una de las embrujadas. Es medio hermana de Prue, Piper y Phoebe, es la cuarta hermana Halliwell y una persona de carácter liberal independiente y autosuficiente. Es la que prostituye, es decir, sustituye a Prue. Como la madre de las embrujadas era un poco putón verbenero (de tal palo tal astilla), luego se enrolló con el padre de las otras tres se ve que le supo a poco y decidió probar la leche celestial asi que se fornicó con su luz blanca como hizo Piper con Leo y de ahí nació Paige. Fue dada en adopción ya que los padres pensaban que con tres hijas tenían suficiente y la mandaron al carajo. Su madre se enrolló con su luz blanca, y por eso esta como las putas cabras, es decir, loca de remate.

Al principio nadie la queria, creia que era hija única pero luego conoció a sus hermanas y fue la pequeña. Sus poderes son orbitación (con el que puede ir a ver a los tios por la noche en un segundo y tirárselo), telekinesis orbital (igual que la telekinesis de Prue pero con orbitas), metamorfosis (para follar con todo el mundo sin que se enteren) y curación (aprendida después de conocer a House). Tras la muerte de Prue, fue necesaria su intervención para reconstituir el Poder de Tres.
Esto también benefició a Piper, ya que pudo casarse con Leo, su Luz Blanca, con quien se puso a fornicar como una loca y tuvo tres hijos.
Casi nunca le sale nada bien, un momento es la comedia andante y un minuto después la reina del drama. Y sus hermanas durante los 5 años que ella esta practicamente se dedican a echarle la bronca a la pobre Paige por ser la nueva (hasta que llega Billie, y entonces ella pasa a ser el blanco de las broncas). Pero a Paige no le importa eso porque es un chistosa y al final siempre se sale con la suya.
Paige llega a la vida de las hermanas cuando muere Prue, porque necesitan ser tres para ser el poder de tres, obviamente. Entonces rescatan a Paige del manicomio donde estaba encerrada y le enseñan a ser una puta bruja, ella les roba el libro de las sombras para lanzar maldiciones a los del manicomio y que se les caiga a todos el aparato, pero Piper y Phoebe le paran los pies porque sin aparatos en el mundo el negocio de mucha gente no funciona, y hay que mirar por la economia que esta un poquillo mal.
Inicialmente se negó a aceptar que era una bruja, Luego le empieza a gustar la brujería y hasta deja su trabajo para ser bruja.
Un demonio llegó a la casa, y con la ayuda de Paige consiguieron vencerle pero ella se escapó. Su novio fue poseído por La Fuente de toda maldad, quien quiere que ella esté con él para que sea una bruja mala; pero felizmente, se da cuenta a tiempo aunque luego se le hizo difícil acostumbrarse a esa vida de bruja. Cosas que pasan todos los días

…seguir leyendo el disparate