Este video trata de el descubrimiento del siglo: la filmación de un chupacabras

es real y está contrastado científicamente