El auténtico y salvaje sabor a plátano, mango, papaya y maracuyá en la frontera sur de la Europa Imperial.
El Trío Zapatista surge como la versión mejicana de Iron Maiden, y mantiene las líneas básicas de dicho grupo: hacer un espectáculo compuesto por canciones estúpidas y una puesta en escena basada en la capacidad teatral y vis cómica de sus tres componentes: Ramón Araújo, Rodrigo Melgar y Jorge Guerra son el Trío Zapatista, una voz popular que en la isla de La Palma utiliza la canción mejicana para hacer un retrato divertido y satírico, una crónica de la actualidad ya imprescindible en las fiestas de las islas occidentales. Con las cartucheras y los uniformes sacados de viejas fotografías de la revolución mejicana, las letras disparatadas del grupo gozan de mucha aceptación, tanta que ya han grabado cinco discos todos seguiditos, varios vídeos y hasta un DVD.
Una vanguardia popular con mensaje claro y contundente, con contenidos surrealistas y guiños que recuerdan a los bufones de la corte, la provocación de Darío Fo y el mensaje de la Comedia del Arte italiana. Anticraisis Consort ha sido el vehículo de cientos de actuaciones. Música directa y efectiva, letras desternillantes y gesto y compostura, hacen que el público comience a reír nada más verlos aparecer en escena de lo feo que son. El trío inventa un espectáculo nuevo y graba un disco cada año, por que necesitan pasta y tienen mucho tiempo libre. Este grupo trabaja desde 1994. El Show con un 99.9% de material original, tiene un aire inequívocamente mejicano, pero con un ritmo y una cadencia propios que ellos llaman “pachanga fussión” o “pachanga pop” o “Mariachi Metal” .Las canciones del Trío Zapatista son muy sintéticas, breves y pegadizas, y algunas de ellas -como El Paracetamol, La curva de la felicidad o Yo me voy pa San Borondón- han calado muy hondo en el pueblo llano, que es a fin de cuentas el que sostiene al grupo. Ramón Araújo es no sólo músico sino también escritor, poeta y autor de relatos, amén de compositor que ha dado muchos temas a Ima Galguén, la cantante palmera que anuncia su inminente disco Temprano son de mar, catorce temas con un marcado acento poético. Araújo, un gallego que se afincó en La Palma y fue enseñante, lo explica: “nuestro trabajo busca el mercado real, el hueco disponible, y todo con el máximo de profesionalidad. Por ejemplo, nuestros vídeos están hechos con esfuerzo técnico, son de lo mejor que se puede ver”. Puede que algunos intelectuales acusen al Trío Zapatista de bajar el nivel para llegar al pueblo, pero la gran popularidad de la que goza el grupo es resultado de un trabajo serio y concienzudo, una densa preparación de temas para sacar producciones nuevas cada fin de año. Así los corridos y las rancheras integran un espectáculo con una puesta en escena muy trabajada. ¿Cómo ha crecido el grupo? Con vídeos colgados en Youtube, con guiños y contorsiones, letras atrevidas, discos grabados en actuaciones en directo y sobre todo mucho ensayo. El resultado es bueno. Las comisiones de fiestas, los ayuntamientos y los Cabildos han hecho bien en apoyar esta revitalización de las fiestas de los distintos municipios. La Palma es la isla más americana, en ella los sones del otro lado del Atlántico parecen propios. No sólo los de Cuba sino también los de Venezuela y, por supuesto, los de Méjico. Reconvertidos en corrillo mejicano, los Zapatistas triunfan en su reino, el de la buena risa. El Trío sigue manteniéndose fiel al lema : “diversión garantizada, si no queda contento, le devolvemos la risa”.

Elenco artístico

Ramón Araujo: alérgico al cianuro desde pequeñito.
Jorge Guerra : tan feo que si le atropella un tren, quedaría mejor.
Rodrigo Melgar: el veneno le produce acidez de estómago.

Grandes éxitos

Meteorólogo [1]
Paracetamol [2]
Leche condensada [3]
Yo me voy pa’ San Borondon [4]
Mátate tu [5]